viernes, 27 de enero de 2012

Acerca del arte

El arte es el amigo servicial y predispuesto
que junta, de tanto en tanto, esos pedacitos de alma
que, esparcidos por el suelo, desangrados y sin calma
gritan esperando que alguna reina piadosa,
en gesto maternal y en  misericordia hermosa,
les muestre una sonrisa y les tienda una mano
y sin embargo es el Arte ese fiel hermano
que salva el pellejo de cada trocito
(especie de hermano virtuoso y bendito
que hace que la muerte no sea en vano).

El alma envuelta en sus brazos bonitos,
se sabe ya cómplice de un mundo infinito:
aquel que le será en ley otorgado
cuando haya ingeniosamente jugado
al hermoso juego de universos crear.
Entonces con prisa se saldrá del cuerpo
y se plasmará en un papel, un acorde o un lienzo.
Y en las memorias que desde allí impregne,
se volverá eterna, vencedora e inmortal.

Mientras él esté cerca,
mi espíritu encontrará resguardo.
Única compañía que guardo
sin dolores ni rencores;
entre todos los amores,
el más puro y elevado.

Es el arte el buen legado
que dejaremos en esta tierra,
es la llave que abre puertas
en un mundo que han cerrado,
el tesoro más valioso,
-tan sublime y angelado-
que ni la peste, ni la guerra
habrán corroído o enterrado.